5 ventajas del abono 100% natural

Desde aquí queremos hacer una introducción al mundo de los abonos naturales. Es sabida la importancia de los abonos y fertilizantes pero, ¿cuál es la función del abono en pocas palabras? Pues es la de dotar y devolver al sustrato los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento de las plantas.

¿En qué se diferencia un abono natural de uno químico?

La función que pretenden cumplir ambos tipos de abono es las misma: hacer que las plantas nazcan fuertes, sanas y bonitas. Ahora bien, no lo hacen de la misma manera. El abono químico es aquel que se crea a partir de compuestos y medios industriales. Actúa un poco más rápido que al abono orgánico ya que está enfocado a aumentar la producción, pero es contraproducente a largo plazo. Del mismo modo que actúa de forma rápida, su efecto se disipa de la misma manera. Esto quiere decir que se debe aplicar de forma constante para mantener un buen nivel de nutrientes en el sustrato. Además, el alto porcentaje de nitrógeno en su composición acifica el suelo y en grandes cantidades puede llegar a producir quemaduras en las raíces y tejido verde. Asimismo se debe tener mucho cuidado, ya que contamina el medio y sus alrededores.

Por su parte, el abono natural está compuesto íntegramente por compuestos naturales no contaminantes. Su efecto puede tardar un poco más en notarse, pero actúa a largo plazo, por lo que no será necesario que los apliques a menudo. Son más baratos que los químicos, e incluso de coste cero, ya que se puede fabricar utilizando diferentes restos orgánicos. No hay riesgo de dañar a las plantas, el sustrato, el entorno, ni de producir posteriores intoxicaciones. También aumentan la actividad microbiana de la tierra y favorecen la retención de múltiples nutrientes. El abono orgánico, gracias a su composición, actúa a modo de pegamento entre las diferentes partículas del suelo, lo que lo protege de la erosión de la lluvia.

Resumen en 5 ventajas

  1. No daña, desertifica ni contamina el medio.
  2. Actúa y nutre el suelo a largo plazo.
  3. Mejora y enriquece el sustrato.
  4. Nutre a largo plazo y con efectividad.
  5. Su coste es mucho menor que el abono químico.

¿Quieres empezar a utilizar abono orgánico? Escoge Hulova

Si te has convencido con todas estas razones para usar un abono 100% orgánico, solo hay unas últimas consejos que debes saber. Lo primero, es aconsejable escoger un abono con sus respectivas certificaciones. Solo así tendrás la garantía de la máxima calidad y resultado. Por otro lado, la composición. El abono orgánico puede proceder de múltiples fuentes, unas más efectivas que otras. Las mejores son las compuestas por humus de lombriz, estiércol, estiércol o guano. El abono100% orgánico de Hulova cumple todo lo dicho anteriormente y además está disponible en diferentes cantidades. También puedes encontrarlo en formato sólido y líquido para que puedas adaptarlo por completo a tus necesidades.

 

Una imagen vale más que mil palabras, por eso todas las imágenes utilizadas en esta entrada de blog son imágenes reales tomadas por clientes que confían en el abono Hulova para su cultivo.

Si quieres ver información detallada sobre el abono 100% natural de Hulova, puedes consultarlo en nuestra sección de abonos y fertilizantes. También podrás ver las certificaciones que posee. Si quieres realizar una consulta de forma más personalizada no dudes en ponerte en contacto con nosotros y resolveremos cualquier duda que tengas.

¿A qué esperas? ¡Únete a la mejor manera de cuidar tu huerto!

Puede interesarte

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies