Claves para tener siempre limpia tu piscina

¿Sabes que eres una de las personas más envidiadas en este momento?¿Y todavía te preguntas por qué? Si estás leyendo este artículo es que tienes piscina o estás pensando en poner una en tu casa. No importa si es grande o pequeña, redonda o cuadrada. El mero hecho de pronunciar ‘mi piscina’ es motivo para que los demás se mueran de envidia ¿o no?

Pero dejando a un lado la suerte que tienes, y la esperanza de que nos invites algún día a tu maravillosa piscina, vamos a darte unos consejos para que puedas ponerla a punto y mantenerla en buen estado.

Para disfrutarla hay que cuidarla

Tener una piscina en casa es un privilegio, pero también un gran trabajo. Algo que nadie te dice, ya que cuando vas a comprar la piscina todo son maravillas. Pero la realidad es otra y la verdad es que una piscina requiere un mantenimiento diario si se va a usar. Y seguro que te estás preguntado qué tareas son las que debes realizar ¿verdad? Bien, vamos a verlas

Quita todo lo que flota:

Es habitual que cada mañana encuentres insectos, hojas o ramas (u otros elementos no identificados) flotando en el agua. Es importante quitarlos aunque no vayas a bañarte, porque pueden obstruir los filtros y estropearlos. Para ello, hay recogedores especiales, que te facilitará el trabajo y que con un sola pasada tendrás la piscina lista.

Rasca un poquito:

Otra de las labores diarias que tienes que llevar a cabo para el mantenimiento de la piscina es un poco menos agradable y más laboriosa. Aunque te parezca mentira es importante que cada día quites la suciedad adherida a las paredes y al fondo.

Es importante por tres razones: Primero porque aumentarás la vida y el buen funcionamiento de los filtros. Segundo porque mejorarás la calidad del agua sin necesidad de echar demasiados productos. La tercera razón tiene que ver con si quieres seguir siendo la persona más envidiada del barrio, y es que solo así la piscina te durará muchos años.

Tranquilo no es  lo que piensas, no vas a tener que meterte cada mañana con un rascador a bucear para limpiar la piscina. Hay cepillos con alargadores que te facilitarán la tarea.

Controla la calidad del agua:

Esta última tarea no es tan laboriosa ni fastidiosa, ya que solo tendrás que comprobar que el valor del pH del agua se sitúe entre 2 y 7.6 de pH.

Y si acabas de estrenar tu pequeña joya, seguro que te preguntas cómo se mide la calidad del agua, que no cunda el pánico, es más fácil de lo que parece. Existen unos Kits especiales para piscinas que nos facilitan la labor. Únicamente tendrás que coger un poco de agua de la piscina en un vaso medidor y echar unas gotas de pastilla reactiva. Agita durante unos segundos y verás que el agua cambia de color.

Ahora solo tienes que comparar ese color con el de la muestra de control. Si tras la medida notas que los valores no son los adecuados, debes usar un corrector para mejorar el nivel pH. ¿Por qué? Porqué esto quiere decir que el agua se ha alcalinizado y esto puede dañar nuestra piel y también las paredes de la piscina.

Lo que si te cuentan pero no te dicen cómo hacer

Además de las labores diarias, hay algunas otras tareas que debes llevar a cabo para el mantenimiento de la piscina, que no son tan asiduas, pero que también se deben hacer una vez por semana.

Depuradora

Una vez a la semana es conveniente realizar un lavado de la depuradora para expulsar la suciedad, ya que las partículas que llegan a los filtros hacen que ésta se obstruya, incluso se estropee.

Cloro

El cloro es necesario aunque no te guste demasiado. Su labor es eliminar los microorganismos que hay en el agua. Estos son los causantes de que el agua coja ese color verdoso que te quitan las ganas de bañarte. Para controlarlo puedes utilizar el dosificador de cloro o bien introducir las pastillas de cloro en los skimers para que vayan disolviéndose. Lo mejor es que lo apliques en horas en las que no te vas a bañar.

Quizá te has agobiado un poco con todas las actividades que hay que realizar pero ya verás que en el momento en que metas un pie en el agua todo merecerá la pena.

Y, sobre todo, cuando sepas que eres la envidia del barrio te levantarás cada mañana con gusto para limpiar tu piscina ¿verdad?

Fuente: Alkain

Productos recomendados:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies