Verduras estrella del otoño y cómo cultivarlas

cultivar-verduras-otoño

Cuáles son y cómo cultivar las mejores verduras de otoño

Cada temporada, podemos disfrutar de vegetales propios de la época. Escuchamos mucho que hay que comer «verduras y fruta de temporada«, pero no todo el mundo sabe la razón. Esta es que dichos alimentos nos aportan nutrientes (y beneficios) que son especialmente necesarios para la época en la que se recolectan. Un perfecto ejemplo de esto son los cítricos en invierno. Aunque los limones estén durante todo el año, es a partir en otoño-invierno cuando empiezan a a dar sus frutos distintos tipos de naranjas, pomelos y mandarinas. Esta gama de frutas posee un alto contenido de vitamina C, la cual refuerza el sistema inmunológico y ayuda a prevenir resfriados y gripes, tan propios de esa época del año. Así pues hemos decidido escribir esta entrada de nuestro blog, enseñando las claves básicas para cultivar las verduras de otoño 🍁.

Calabaza

Sin duda una de las verduras más populares de esta estación. Contiene vitamina A, vitamina C, betacarotenos y es muy utilizada para regular el intestino (aporta una gran cantidad de fibra) así como por sus propiedades diuréticas. Una gran ventaja que tiene es su versatilidad de utilización, ya que queda bien tanto en plantos dulces como salados de cualquier tipo: cremas, bizcochos, como acompañamiento, al horno…

cultivar-verduras-otoño

 

Claves para cultivarla:

  1. Asegúrate de escoger un lugar donde puedan recibir bastante sol.
  2. El riego ha de ser regular y constante. Lo importante es no encharcar la tierra.
  3. No es exigente con el sustrato, pero siempre crece mejor en suelos frescos, blandos, bien labrados y ligeros.
  4. Para zonas frías: es aconsejable sembrar en mayo en un semillero. Si las temperaturas bajan de los 12º es aconsejable utilizar un invernadero. / Para zonas cálidas: es aconsejable sembrar grupos de 2 o 3 semillas hasta finales del mes de mayo directamente en el lugar definitivo y al aire libre.
  5. Poda a la planta todas las ramas secundarias que le crezcan. Haciendo esto favorecerás la producción de frutos.
  6. Aporca los tallos rastreros para que así enraícen bien. Esto favorece el crecimiento de los frutos.
  7. Podrás recoger las calabazas en los meses de septiembre-octubre, en la época otoñal (6 meses después de sembrarlas). Si puedes clavar fácilmente la uña en la calabaza, significa que está madura.

Berenjena

Perfecta para eliminar toxinas e hidratar el cuerpo: contiene gran cantidad de agua y pocas calorías. Además, controla el colesterol malo, depura el organismo y contiene mucha fibra. Es una verdura que aporta gran energía, destacando el aporte de hierro y magnesio.

Claves para cultivarla:

  1. Asegúrate de escoger para la planta un lugar soleado.
  2. El riego debe ser regular y abundante.
  3. La berenjena requiere de un sustrato muy bien abonado. Es aconsejable intensificar aún más el abonado durante los primeros meses de cultivo.
  4. Para zonas frías: es aconsejable la siembra protegida. / Para zonas cálidas: se puede sembrar al aire libre.
  5. Las semillas tardan alrededor de 10 días en germinar. Primero se cultiva en macetas (alrededor de 1,5-3L de volumen) para que la planta se fortalezca. Ya en mayo podrás transplantarla a su lugar definitivo en la tierra, siempre dejando unos 50-70cm de separación entre cada planta.
  6. La cosecha comienza a los 70-90 días tras el transplante. Esta debe hacerse antes de que la berenjena esté madura del todo, evitando así que se formen las semillas y el alimento pierda parte de sus beneficios.

 

Ver los abonos y fertilizantes de Gardeneas

 

Alcachofa

Muchos la consideran la estrella del otoño, y no es para menos. La alcachofa es altamente diurética, aporta antioxidantes, fibra y mucha agua. A esto se añade que mejora la retención de líquidos, las articulaciones y el ácido úrico. También cuenta con gran cantidad de minerales, vitaminas y flavonoides.

cultivar-verduras-otoño

Claves para cultivarla:

  1. Necesitan un ambiente fresco, pero no soportan el frío intenso, al igual que tampoco aguantan el excesivo calor. Es por eso que el clima que más le beneficia es el mediterráneo.
  2. Las alcachofas necesitan una humedad regular, pero sin excesos ni encharcamientos. Lo ideal es el riego por goteo.
  3. El sustrato debe ser muy rico en materia orgánica y humus, aireados y sanos. Debemos evitar los suelo húmeros y pesados así como los secos y ligeros.
  4. La mejor forma de cultivarla es por estacas. Solo hace falta arrancar las estacas laterales de la planta de la alcachofa. Es aconsejable elegir estacas que tengan algunos brotes en la base, justo encima delas raíces.
  5. Para poder disfrutar las alcachofas en otoño hay que hacer el transplante de las estacas en julio. Estas, se plantan en línea con una separación de 70cm aproximadamente entre cada planta.
  6. Podrás cosechar las alcachofas, casi con total seguridad, en el mes de noviembre.

Boniato

Se trata de un tubérculo muy parecido a la patata que aporta gran cantidad de vitaminas al mismo tiempo que no contiene casi calorías, carbohidratos, fibra y agua. Le ocurre lo mismo que a la calabaza: es muy versátil. Puede utilizarse en platos dulces o salados empleando muchos modos de cocción distintos.

cultivar-verduras-otoño

Claves para cultivarlo:

  1. Asegúrate de escoger un lugar para la planta donde de el sol.
  2. El sustrato ideal para el boniato es ligero, bien drenado, aireado y rico en materia orgánica.
  3. Requiere un riego poco abundante, idealmente riego por goteo. Este debe disminuirse un mes antes de la recolección.
  4. No puede plantarse mediante semillas: debe hacerse por esquejes o plantando los tubérculos directamente en el suelo. La cama de cultivo debe ser mullida.
  5. Para los climas fríos: la siembre debe hacerse entre abril y junio. / Para los climas cálidos: puede sembrarse durante cualquier época del año.
  6. La cosecha se inicia alrededor de 6 meses después de su plantación, durante los meses de octubre y noviembre.

 

Ver los productos para riego por goteo

 

Brócoli

Es altamente beneficioso para la salud. Ofrece una gran cantidad de fibra, proteínas y muchas vitaminas, entre la que destaca la vitamina C. Nos ayuda a bajar el colesterol malo, defiende el organismo de enfermedades como el cáncer y protege el corazón. Está considerada una de las verduras con más valor nutricional.

Claves para cultivarlo:

  1. Es una planta de clima frío, por lo que no necesita mucho sol.
  2. El riego debe ser abundante y regular para crear una humedad constante, pero sin encharcar el suelo.
  3. Es bastante exigente con el sustrato: debe ser altamente rico en nutrientes, mullidos y frescos. No soporta bien los suelos calizos.
  4. Hay que plantarlo a 2 cm de profundidad, en un semillero al aire libre entre abril y junio.
  5. Una vez las plantas alcanzan cierta altura (10 /15 cm) se transplantan al que será su lugar definitivo, al aire libre. Se colocan en línea, dejando unos 50 / 60 cm de distancia entre cada planta.
  6. Para cosecharlas se corta la cabeza del brócoli cuando los brotes aún están rígidos. Una vez cosechados, se cubre el corte con una capa de compost para favorecer la formación de más brotes.

 

Esperamos que os haya gustado esta entrada de blog sobre cómo cultivar las verduras de otoño y os hayáis animado a cultivar vosotros mismos estas verduras tan increíbles. Os recordamos que en Gardeneas puedes encontrar todo lo necesario para tu huerto, cultivos y mucho más. No dejes de visitar nuestra sección «Descuentos«, donde puedes disfrutar de cupones descuento ilimitados para todas tus compras. ¿Te animas a visitarnos?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies