Guía de iniciación del huerto urbano

huerto_urbano-guía-gardeneashuerto_urbano-guía-gardeneas

En Gardeneas (como sabemos lo complicado que es empezar algo nuevo) queremos ayudar a los principiantes a comenzar su propio huerto urbano. Para ello, hemos desarrollado esta pequeña guía de iniciación que iremos ampliando para ayudaros y acompañaros en todo el proceso. ¡Suerte!

Primer paso: elegir dónde vamos a poner el huerto urbano

Terraza, balcón, azotea o incluso ventana, cualquier lugar exterior de nuestra casa es bueno para comenzar un huerto urbano. Para saber cuál es el mejor lugar hay que preguntarse si en los días más largos del año, el lugar que hemos pensado recibe alrededor de 6 horas diarias de luz. Si así lo hace, este será el lugar perfecto.

Otro factor a tener en cuenta son las corrientes de aire, que pueden destrozar al completo nuestra cosecha si son muy fuertes, sobretodo en lugares de costa. Para ello, lo mejor es colocar el huerto urbano próximo a una pared o toldo, que podamos cambiar de posición para proteger el huerto.

También es recomendable asegurarnos de que dispongamos de algún grifo o depósito de agua en el lugar de nuestro huerto o, en su defecto, que el huerto no se encuentre demasiado lejos de estos, ya que en verano los tendremos que regar una e incluso dos veces al día.

guía-huerto-urbano-balcón-gardeneas
Imagen de Vive 00-San Miguel 00

Segundo paso: decidir qué vamos a plantar

Lo mejor es iniciarse con especies fáciles de cultivar, aquellas que no sean propensa a plagas, de ciclo corto y manejables. Especies como las acelgas, la lechuga o el rábano (todas ellas comentadas en nuestro post  12 vegetales que puedes cultivar en diciembre) son óptimas para comenzar con el huerto urbano. Otra opción son las plantas aromáticas, como el tomillo o el orégano.

guía-huerto-urbano-gardeneas-balcón
Imagen de Vive 00- San Miguel 00

Tercer paso: elegir los recipientes

Para elegir bien el recipiente debemos tener en cuenta dos factores; por un lado el espacio del que dispongamos en la terraza, balcón o lugar de nuestro huerto, y por otro las especies que queramos plantar. Lo normal es que el recipiente mida 15 cm de profundidad como mínimo.

Con este tipo de recipiente se podrá plantar casi de todo, siempre y cuando la planta disponga de los nutrientes, el agua y el aire necesarios. En Gardeneas disponemos de mesas de cultivo de diferente tamaño.

Si el el espacio del que dispones no es demasiado grande te recomendamos: Garden Brico, Box o Corner, para aprovechar al máximo el espacio. Para los más creativos disponemos de Stairs y Vertical. Y para los más familiares: Maceto Huerto, ya que son perfectos para que los más pequeños puedan participar.

huerto-mesa-cultivo-maceto-gardeneas-01

Cuarto paso: la siembra

Hay dos modalidades de siembra:

  • Plantar directamente en el huerto
  • O el plantel, que consiste en sembrar en pequeños recipientes que después se trasplantan al huerto. Existen ciertas hortalizas como la zanahoria o el rábano que no pueden trasplantarse.
    Por ello, si vas a sembrar en recipientes pequeños primero asegúrate de que la planta pueda ser trasplantada.
guía-huerto-urbano-gardeneas-trasplantar
Imagen de Todo Huerto y Jardín

Quinto paso: elegir o hacer el sustrato

El sustrato es una las partes más importantes de la huerta, sino la más. ¡Consigue un buen sustrato y tu huerto urbano irá sobre ruedas! El mejor sustrato totalmente orgánico y que consigue los mejores resultados es el compost.
Puedes hacerlo tú mismo en casa o comprarlo en tiendas especializadas.

Lo mejor del compost es que puede almacenar agua y nutrientes de la propia tierra. Además pesa mucho menos que la tierra normal, por lo que nuestra mesa de cultivo estará mucho más estable.

guía-huerto-urbano-gardeneas-sustrato
Imagen de Leroy Merlin

Trucos y consejos Gardeneas para que todo salga bien:

  • Selecciona especies de plantas y hortalizas locales ya que estarán mejor adaptadas al clima y resistirán mucho más, por lo que será más fácil el cultivo de estas.
  • Respeta los ciclos naturales de los cultivos según las temporadas. Es decir, no pretendas comer fresas de tu huerta en enero. Deberás esperar y ser paciente a que llegue la época de las fresas o cultivar otra fruta.
  • Utiliza fertilizantes orgánicos naturales como el compost, el humus de lombriz o el estiércol.
  • No utilices productos químicos artificiales como los herbicidas o fertilizantes.
  • Para un riego más preciso, utiliza el sistema de riego por goteo.

Esto es todo por ahora, esperamos que os sea útil y ¡no dudéis en dejar un comentario si tenéis alguna duda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies