Riego: tipos y ventajas para tu huerto

¿Por qué es tan importante elegir bien el sistema de riego?

Toda planta, como ser vivo, necesita agua para sobrevivir. Tu cultivo absorbe los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte del sustrato, de ahí la importancia de regar adecuadamente tus plantas. Cada especie vegetal necesita condiciones específicas y diferentes para un riego óptimo, por eso es esencial elegir un sistema adecuado.

¿Cuáles son los tipos de riego que puedes utilizar en tu cultivo?

Riego por gravedad, de inundación o de superficie

Este tipo de riego consiste en hacer llegar el agua a las plantas por medio de surcos en el suelo que separan las hileras de cultivos. Entre sus ventajas se cuentan que es de los sistemas más económicos que hay y los requerimientos a nivel energético son casi inexistentes. Además, el viento no limita en absoluto la distribución adecuada del agua. Como desventajas podemos decir no es un sistema recomendable para terrenos desnivelados y que si no se tiene el cuidado de cortar el flujo de agua a tiempo el sustrato se inunda y pueden aparecer hongos y maleza.

Riego por aspersión

En este sistema el agua se distribuye por medio de aspersores, los cuales humedecen el suelo imitando la caída de lluvia al terreno. Hoy día podemos encontrar dentro de este sistema de riego estas opciones: aspersores fijos, aspersores móviles, y aspersión autopropulsada. El riego por aspersión es capaz de cubrir grandes superficies, es adaptable a cualquier tipo de parcela. A parte de esto, la vida útil de los aspersores es larga y se pueden programar (si quieres saber más de los programadores de riego puedes consultar esta entrada de blog: https://gardeneas.com/ventajas-de-los-programadores-de-riego/ ) . Si bien es cierto que la primera inversión a realizar para este sistema puede llegar a ser algo elevada y compleja. El viento es un factor que limita su eficacia (no se recomienda en terrenos con vientos superiores a 15km/h).

Riego por goteo

Se trata de distribuir el agua dentro del suelo o sobre este, normalmente con fertilizantes y ya filtrada. Es apto para cultivos de invernadero y de cielo abierto. Especialmente recomendable para cultivos distribuidos por hileras. Es un sistema extremadamente versátil, promueve un crecimiento óptimo de las raíces y una humedad ideal y constante. Es de los sistemas que menos maleza genera y más agua ahorra. Se adapta a todo tipo de terreno, incluso los rocosos o con pendientes. Debes que estar atento, porque el sistema puede obstruirse si el agua no se filtra correctamente. La instalación requiere una inversión algo elevada y de mano de profesionales.

Riego con difusores

Este sistema de riego con difusores es similar al riego por aspersión, solo que su área de riego es menor (de 3 a 7 metros). Tampoco realizan movimientos rotativos. Sus ventajas y desventajas son idénticas a las del riego por aspersión exceptuando lo referente a la superficie.

Cintas de exudación

Se utiliza una manguera que exuda el agua de su interior por medio de los poros que posee, generando un riego continuo en todo lo que la rodea. Es muy eficiente y evita encharcamientos. También es uno de los sistemas más duraderos gracias a la resistencia del material de la manguera. Se adapta a cualquier espacio o terreno y no requiere un caudal a alta presión. Además, su instalación es muy sencilla y no necesita reconfiguración si se cambia el cultivo. Hay que mantener un buen cuidado puesto que los tubos pueden llegar a atascarse con facilidad. Debido a la baja presión del agua, hay casos en los que puede ser necesario un micro limitador de caudal o un regulador de presión especial.

Riego con manguera

No es ni más ni menos que regar con una manguera (adecuada, eso sí) tu cultivo. Entre sus ventajas se cuentan que tienes un control exacto del agua que recibe cada planta y que serás capaz de cubrir una gran extensión de terreno. Asimismo podrás llegar a los rincones más inaccesibles. Al expulsar una gran cantidad de agua es uno de los sistemas más rápidos. Su principal desventaja es que requiere de presencia física. Por otro lado no es el método más ahorrativo, ya que por lo general del agua que se vierte no se aprovecha al completo.

 

Como siempre, en Gardeneas puedes encontrar la materia prima que necesitas para instalar un sistema de riego ideal para tu cultivo. ¡Entra en nuestra web o contacta con nosotros para cualquier consulta!

Puede interesarte

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies